Edit

Prendas usadas, una alternativa para el fin de año

Los populares roperos se convirtieron en alternativa, por estos días de poco efectivo y donde predominan las ganas de usar algo diferente, para recibir el año nuevo.

La calle 17 entre carreras 19 y 20 en pleno centro de Armenia, o sencillamente ‘la calle del rebusque’, donde se puede vender, cambalachar o comprar nuevo o usado, es una apetecida opción para quienes tienen bajo presupuesto y no se quieren quedar sin estrenar.

“Una camisa buena le puede valer $10 mil pesitos y se la puedo dejar en $8.000, un pantalón en $13.000 y unos zapatos en $15.000; a todo le hago rebaja, vienen y negociamos”, dijo William Gallego, comerciante de ropa usada.

Quienes ya sea por ahorro o por escasez, son usuarios de estos roperos, los recomiendan como una buena alternativa. El negocio de William lleva más de cuatro décadas y por ahí muchos, de forma silenciosa «se pegan la pasadita, le dan la lavadita y a estrenar se dijo», para recibir un 2021 mucho mejor vestido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INICIA SESIÓN O REGÍSTRATE

[lrm_form default_tab=»login» logged_in_message=»Ya iniciaste sesión»]

Telecafé en vivo